domingo, 12 de febrero de 2017

¿Qué es el Shadow Banking?


De acuerdo con el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB en inglés) dependiente del G20, entre el 25 y el 30 por ciento del sistema financiero está en manos del Shadow Banking el cual se valoraba en 2010 en unos 60 billones (60.000.000.000.000) de dólares, lo que suponía duplicar sus cifras respecto 2002 según estimaciones del propio FSB.

Pero, ¿qué es el Shadow Banking? Es un sistema de entidades financieras no reguladas que ofrecen los mismos servicios de financiación que la banca tradicional la cual sí que está sujeta a regulación y control. Dada su importancia, las propias entidades bancarias tradicionales también han creado su propia actividad de Shadow Banking.

La actividad de estas entidades es principalmente la de financiación. Pero, a diferencia de las entidades tradicionales, estas entidades no tienen acceso a los fondos de los bancos centrales, por lo que sus fuentes de financiación provienen de los fondos del mercado monetario, fondos de private equity, hedge funds, bancos de inversión, intermediarios hipotecarios, titulización de activos, prestamistas de activos y vehículos de inversión estructurada.

La idea del Shadow Banking es la de tomar riesgos (ofrecer créditos) en los que habitualmente la banca tradicional no desea o no le está permitido tomar. Ello significa que los bancos en la sombra pueden ofrecer créditos a personas y entidades quienes podrían no tener otra capacidad de acceso al crédito.

Así mismo, las entidades integradas en este sistema bancario acostumbran a estar especializadas por lo que se presupone el coste del crédito que ofrecen es más eficiente que el ofrecido por la banca tradicional habitualmente generalista.

Sin embargo, los riesgos asociados a este sistema bancario son mayores. La menor regulación del sistema permite un mayor apalancamiento (endeudamiento) que sus competidores de la banca tradicional o el hecho de menor control sobre ellas permite esquivar medidas diseñadas para evitar crisis (como por ejemplo el grado de capitalización) son unos de los riesgos más evidentes del sistema.

Dado el volumen del sistema, la importancia que ha tomado en el sistema financiero y los riesgos asociados, la regulación del sistema ha comenzado a ser una prioridad del FSB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario