domingo, 8 de mayo de 2016

El partido de los 170 millones de libras

El partido entre Middlesborough y Brighton ha sido considerado el partido de los 170 millones de libras. El motivo es que se ha valorado en esta cantidad el incremento de ingresos que podría beneficiarse el equipo que ascendiera a la Premier League.

¿Os parece poco aliciente para un partido de segunda división inglesa? Decidme un aliciente comparable de los de segunda división española et voilà, he aquí la diferencia de atractivo entre unos y otros.

No seré yo quien dé lecciones de estrategia y gestión de entidades deportivas, pero me parece que los dirigentes de los equipos profesionales de fútbol de la liga española deberían analizar por qué un equipo que asciende de la Championship a la Premier es capaz de beneficiarse un incremento de sus ingresos de 170 millones de libras.

Desde mi punto de vista, los equipos profesionales no deberían devorarse entre ellos por los ingresos de las televisiones, si no adoptar una estrategia de competitividad interna de la liga española a largo plazo basada en un reparto igualado de los ingresos que permitan ganar atractivo a todos los equipos y los partidos que entre ellos disputan para que LaLiga, el producto que ellos mismos desarrollan, se convierta en un espectáculo atractivo para el consumidor, no solo nacional, y su dinero. Cuanto más atractivo, más dinero atraerá. La creación de un círculo virtuoso para todos los equipos de la liga española (segunda división incluida) y no solo para dos de ellos.

Un modelo como el actual solo permitirá perpetuar las grandes diferencias, a pesar del maquillaje del último reparto, y las posiciones dominantes de Real Madrid y FC Barcelona. No es de extrañar que estos dos equipos consideren LaLiga como una competición menor, un mero trámite para ir a la Champions y asegurarse unos ingresos cuyos competidores europeos no se acercan ni por asomo en sus competiciones domésticas, y anhelan desde hace tiempo una liga europea que les evite la cansina y poco provechosa liga española. Idea de momento descartada por el resto de Europa.

Algunas comparaciones odiosas:





No hay comentarios:

Publicar un comentario