martes, 19 de mayo de 2015

¿Qué es el Cash hoarding?


Cuantas veces hemos oído que el inglés ha eclipsado al español en la terminología financiera y cómo los consultores son muy dados a utilizarla de forma preferente. Hacemos broma diciendo que es porque en inglés es más caro. Independientemente de cuál es la preferencia de cada uno y de entrar en batallas lingüísticas, lo cierto es que el vocabulario anglosajón está extendido, sea por los consultores, sea por las multinacionales, sea por lo que sea.

Por lo general somos capaces de reconocer la terminología en inglés y a conocer su traducción en español. Así aprendimos hace tiempo que el Working Capital es el Capital Circulante, que el EBIT es el Resultado Operativo, que el Net Equity son los Fondos Propios o que por Capital Expenditures (también llamado Capex) debemos traducir inversiones dedicadas a la actividad.

Pero todavía hay ocasiones en las que descubro nuevos términos en inglés. Entonces trato de buscar su significado. Estas ocasiones son cada vez son menos y los términos acostumbran a ser cada vez son más abstractos y/o sofisticados.

Me gustaría comenzar una serie de posts en los que compartir aquellos términos que encuentro y que todavía no conocía. Para bautizar esta sección he seleccionado el concepto Cash hoard. Espero sea interesante.

Cash hoard

Son grandes cantidades de cash o líquidos equivalentes acumulados por parte de una compañía con el propósito de acometer inversiones o cancelar deuda.

Hay dos motivos principales para la acumulación de cash. El primero es la incerteza en un escenario de dificultades crediticias en donde puede ser necesario hacer un acopio de cash para afrontar con rapidez una posible inversión. También podría ser que respondiera simplemente a la posposición de inversiones hasta que las circunstancias para llevarlas a cabo mejoren.

Es segundo motivo es la fiscalidad en la repatriación de resultados y es habitual en las compañías multinacionales. La idea básica es que no existe ningún incentivo para la compañía en repatriar unos beneficios que no necesita y que serían gravados innecesariamente por la diferencia entre la fiscalidad de origen y la de destino. Por lo tanto, en tiempos de poca  inversión exterior y una alta rentabilidad, los fondos se mantienen en el extranjero en forma de cash.

Generalmente, el cash hoarding o la acumulación de un gran volumen de cash hace a la compañía más atractiva y la convierte en posible objeto de adquisición debido a su posición financiera.

Artículos de interés

No hay comentarios:

Publicar un comentario